24 Caminó, pues, Henoch con Dios, y desapareció, porque le llevó Dios.