33 El perderĂ¡ su agraz como la vid, Y derramarĂ¡ su flor como la oliva.