4 Porque á éstos has tú escondido su corazón de inteligencia: Por tanto, no los ensalzarás.