33 Porque no aflige ni congoja de su corazón á los hijos de los hombres.