8 Aun cuando clamé y dí voces, cerro los oídos a mi oración.