23 Luego que le fuere conocido su pecado en que ha delinquido, presentarĂ¡ por su ofrenda un macho cabrĂ­o sin defecto.