13 El fuego ha de arder continuamente en el altar; no se apagará.