35 El octavo día tendréis solemnidad: ninguna obra servil haréis: