27 El que madruga al bien, buscarĂ¡ favor: Mas el que busca el mal, vendrĂ¡le.