19 No te entrometas con los malignos, Ni tengas envidia de los impíos;