15 En tu mano están mis tiempos: Líbrame de la mano de mis enemigos, y de mis perseguidores.