8 Y harán caer sobre sí sus mismas lenguas: Se espantarán todos los que los vieren.