15 Que esta sabiduría no es la que desciende de lo alto, sino terrena, animal, diabólica.