7 Nuestros padres pecaron, y son muertos; y nosotros llevamos sus castigos.