35 GuĂ­ame por la senda de tus mandamientos, porque en ella tengo mi voluntad.