7 Los labios de los sabios esparcen sabiduría: Mas no así el corazón de los necios.