5 Ante sus ojos haz un hueco en el muro y sal por él.