51 e hirió a todos los primogénitos en Egipto, las primicias de su virilidad en las tiendas de Cam.