37 Entonces ellos espantados y asombrados, pensaban que veían algún espíritu