16 Y tomándolos en los brazos, poniendo las manos sobre ellos, los bendecía