2 »No se admitirá en la asamblea del Señor
a ningún hijo ilegítimo ni a sus descendientes hasta la décima generación.