31 Estoy en contra de estos profetas que con mucha labia dicen: “¡Esta profecía es del Señor
!”.