23 Pero Gedeón respondió:
—Yo no los gobernaré ni tampoco mi hijo. ¡El Señor
los gobernará!