4 Una esposa digna es una corona para su marido,
pero la desvergonzada es como cáncer a sus huesos.