41 En cuanto el criado se fue, David salió de su esconditea y, luego de inclinarse tres veces, se postró rostro en tierra. En seguida se besaron y lloraron juntos, hasta que David se desahogó.