15 Y estando hablando conmigo semejantes palabras, puse mis ojos en tierra, y enmudecĂ­.