3 Y cuatro bestias grandes, diferentes la una de la otra, subĂ­an de la mar.