49 La misma ley serĂ¡ para el natural y para el extranjero que peregrinare entre vosotros.