15 Y llamó Jacob el nombre de aquel lugar donde Dios había hablado con él, Beth-el.