15 Mas tú derribado eres en el sepulcro, á los lados de la huesa.