22 Mas su carne sobre él se dolerá, Y entristecerse ha en él su alma.