28 SalĂ­ del Padre, y he venido al mundo: otra vez dejo el mundo, y voy al Padre.