51 Mis ojos contristaron mi alma, por todas las hijas de mi ciudad.