32 Yo asolaré también la tierra, y se pasmarán de ella vuestros enemigos que en ella moran: