50 Para que de esta generaciĆ³n sea demandada la sangre de todos los profetas, que ha sido derramada desde la fundaciĆ³n del mundo;