22 Y oyendo el mancebo esta palabra, se fué triste, porque tenía muchas posesiones.