38 Entonces crucificaron con él dos ladrones, uno á la derecha, y otro á la izquierda.