11 Sus charcos y sus lagunas no se sanarĂ¡n; quedarĂ¡n para salinas.