3 Pues aunque andamos en la carne, no militamos segĂșn la carne.