55 Cuando los hombres de Israel vieron que Abimelec había muerto, cada cual partió para su casa.